Coloquio IDEA
Contexto Político

Analistas políticos vaticinan momentos "difíciles" para el kirchnerismo

Un escenario complejo en el año electoral y en la intención kirchnerista de continuar en el poder pronosticaron hoy consultores, politólogos y analistas invitados por el 48º Coloquio de IDEA, y algunos hasta llegaron a vaticinar una sensación de "fin de ciclo" para el oficialismo.

Los expositores integraron el panel final del Coloquio, que se denominó "Contexto político", y definieron situaciones de crisis que enfrenta Cristina Kirchner, aunque uno de ellos, el periodista Eduardo Anguita, intentó equilibrar la balanza e imaginar no solo una continuidad del modelo sino una situación menos dramática a la expresada por sus compañeros de debate.

El panel se desarrolló con la dinámica de cuatro preguntas de contexto y fueron analizadas por el director de Poliarquía, Sergio Berensztein, el director del Centro de Investigaciones políticas, Marco Novaro, el director de la carrera de Ciencia Políticas de la UBA, Luis Tonelli, y el propio Anguita.

Ante la primera consulta del moderador, el periodista Alfredo Leuco, sobre las similitudes y diferencias entre Argentina y Venezuela, el escritor Anguita planteó que ambos países están "integrados fuertemente en Latinoamérica".

"Lo que los une es lo que muchos llaman populismo y es algo mucho más profundo y se relaciona con una idea más justa de la distribución de la riqueza. Pero además tienen una mirada, como otros países de la región, hacia dentro de cada país, y eso los une".

Anguita dijo que en lo comercial es un "buen socio", porque al no estar tan industrializado como Brasil, Venezuela se para por "debajo de Argentina" con un beneficio para ambos.

Por su parte, el consultor Sergio Berensztein sostuvo que el chavismo actual es "muy parecido al gobierno peronista de 1945-1955, con una fuerte presencia de las fuerzas armadas", y dijo que el liderazgo del venezolano es "igual al de Perón en aquellos años".

"Lo diferencial es que en la Argentina hay una fuerte clase media y en Venezuela no tanto. En política internacional, Chávez es el único que apoya a Siria y es aliado de Irán. Argentina tiene una política internacional minimalista, pero no llega a los extremos de Venezuela; dijo el director de Poliarquía.

Por su parte, el director del Centro de Investigaciones Públicas, Marcos Novaro, definió que el gobierno de Chávez siempre fue "un gobierno de transición" y con Argentina tiene diferencias significativas, donde "aún el poder de las mayorías no frenan el de las minorías".

"También una gran diferencia con Venezuela es el valor aun de los dos tercios donde no siempre las minorías pierden. Se ve en el Congreso, en el Consejo de la magistratura. Así acá no habrá re reelección, ni habrá jueces puestos a dado", indicó.

El director de Carrera de Ciencias políticas de la UBA, Luis Tonelli, se mostró preocupado por la intención de mostrarse a la Argentina con similitudes con Venezuela, que según su mirada , es un país "menor" desde la perspectiva coyuntural.

"No entiendo esta actitud de construir similitudes ante de los K, Argentina miraba por el espejo retrovisor a Venezuela, pero ahora ponerse a la par es un retroceso. Es grave ponerlo ahora a Chávez como norte", disparó.

El segundo segmento tuvo como disparador la pregunta sobre "quiénes son los opositores en la Argentina, y allí Berensztein sostuvo que "hay toda una gran incógnita que no creo que se resuelva de acá a 2013, sino que resolverá en 2015".

"La oposición tiene dificultades porque ideológicamente el sistema que quedó tras la crisis de 2001, tiene muchos puntos en común con varias políticas que el gobierno implementó, como el matrimonio igualitario y la Asignación Universal por Hijo", señaló.

El titular de Poliarquía expresó que "en el debate ideológico hay un debate pobre, porque la sociedad no es tan progresista como el voto en el parlamente hace suponer".

"Entonces, hay una especia de divorcio de la sociedad y sus valores; y lo que la política representa. Es decir, que hay una crisis de representación, por ejemplo, la política no habla de inseguridad", afirmó.

Por su parte, Novaro consideró que "se está viendo un cambio muy rápido en las encuestas de opinión, donde mucha gente acepta que no van a votar al oficialismos pero cuando se les pregunta por la oposición tampoco están de acuerdo con ella".

El titular de CIPOL sostuvo que "hay una enorme desigualdad en cuanto a los recursos entre el oficialismo y la oposición" y agregó que esto "también se refleja en el espacio de accesos a los medios porque "es evidente la operación de inclinar la cancha a favor de quien controla el Estado nacional".

En tanto, Tonelli resaltó que "la crisis de 2001 significó para los partidos un gravísimo problema y como ejemplo señaló que "el radicalismo implosionó, a tal punto que el mismo peronismo se presenta como opositor".

Al igual que Novaro, el Director de de Ciencias políticas de la UBA remarcó que "hay un problema clásico, que el oficialismo está a cargo de los recursos y tiene una posición ventajosa con los que están afuera y que encima compiten entre ellos".

Además, consideró que ninguno de los opositores se baja de sus intenciones "porque en lo mediático cualquier cosa puede pasar" y agregó que "no le hace bien un góndola llena de opositores porque tiene que ser básicamente oligopólica, si no se diluye".

"Que haya una oposición fragmentada, no quiere decir que no haya alternativa", indicó

Por su parte, Anguita enfatizó que "la política argentina no pasa un buen momento", y como ejemplo apuntó como los sectores opositores "no encontraron en los flancos del gobierno, fuerzas para impulsar políticas".

Además, aprovechó para resaltar que "se cumplen 30 años ininterrumpidos de democracia en Argentina y la sociedad está madura para avizorar cuando hay una crisis".

Como tercera pregunta se planteó que "•es lo que se viene en la Argentina", y a partir de este disparador Tonelli lanzó que el cristianismo está intentando "crear un nuevo ciclo" y diferenció la gestión de la actual presidenta a su esposo.

"Está claro que este gobierno, así como el de Néstor, fue el de la crisis, el de Cristina es el que buscar generar crisis para construir el futuro y decide ir por la consigan del ‘que se vayan todo", planteó.

Luego agregó: "El gobierno plantea a diario un escenario de polarización pero quiere polarizar con una sociedad que no está polarizada. Otra nueva crisis".

Desde una visión más cercana al gobierno, Anguita se esperanzó con imaginar un "país más razonable, un país normal donde se mejoren las cifras de la inclusión social y de buscar nuevas políticas de crecimiento".

"La sociedad está buscando colectivamente estas cosas y lo que vemos en los medios está muy disociado de lo que pasa en la política", definió el periodista.

Por su parte, Berensztein remarcó que "la era K está llegando a su etapa final. Doce años de un ciclo es mucho tiempo y si hubiera una posibilidad de continuidad, la pregunta es cuál será su coalición electoral y con quien gobierna hoy la presidenta".

"Está claro que la coalición no es la misma a la de 2007 y hasta ya se podría decir que tiene diferencias con la de hace un año. Además el gobierno enfrenta serios desafíos en sus distritos del interior donde su figuras ya no gozan del poder de adhesión que tenía en elecciones anteriores", definió el titular de Poliarquía.

Más oscuro panorama advirtió Novaro, quien lanzó la existencia de "un largo túnel donde se ve poca luz", para graficar el recorrido del gobierno nacional.

"Hay un ciclo largo de Néstor Kirchner y uno más corto de Cristina que comenzó en 2010 con la muerte del ex presidente y que se termina, no sabemos si será en las elecciones de 2013 o después, pero que parece querer ya hacerse presente", dijo Novaro.

Agregó que "la crisis llega con bajas expectativas económicas, protesta social y el problema de los medios, que será central, donde el gobierno mata o muere, y hasta es difícil imaginar que vaya a respetar la ley si la justicia le falla en contra".

En el último tramo del debate, cada expositor eligió un tema particular para profundizar al respecto, y en ese marco Novaro analizó la sucesión y sostuvo que "ese es el tema que está detrás de muchos conflictos que se viven hoy".

"El gran problema que tiene que resolver el régimen político es la sucesión. En la Argentina nuestra inestabilidad institucional se da ya que no ha habido reglas para definir la sucesión", indicó.

En ese sentido, expresó que "en el peronismo existen aspirantes que son muy amigables al Gobierno" y señaló que "entre ellos se encuentra Daniel Scioli y que con él la facción kirchnerista podría sentirse tranquila".

Por su parte, Tonelli advirtió que "las crisis sistémicas no son gratuitas", en referencia a la implosión política tras la crisis de 2001.

"Esto generó una crisis latente de la gobernabilidad y esa es la pesadilla de los argentinos, la ingobernabilidad", apuntó.

En tanto, Anguita sostuvo que el Gobierno logró la "construcción de la autoridad" con la decisión de "terminar con la impunidad de los crímenes de la última dictadura, más allá de una especulación electoral.

"En esa construcción de autoridad el kirchnerismo demuestra que tiene una fuerza para enfrentar cuestiones inesperadas", afirmó.

Además, el periodista sostuvo que los cacerolazos "no le plantean una interpelación solo al gobierno, sino también para las fuerzas la oposición".

Beresztein acompañó este concepto y señaló que los cacerolazos son "un fenómeno distinto, inorgánico" y que en la pasada protesta del 13 de septiembre también "hubo un mensaje a la oposición", porque "según alguna mediciones, un tercio remarcó que la oposición también era objeto de las protestas".
Volver
Acceda a la información
sobre su inscripción
IDEA BUENOS AIRES
Moreno 1850 C1094ABB - Buenos Aires l Tel: (011) 5861-4300
Fax: (011) 5861-4399 l E-mail: coloquio@ideamail.com.ar
IDEA CENTRO
Santa Fe 1376 1° Piso S2000ATT - Rosario
Tel/Fax: (0341) 440-4123 l E-mail: infocentro@ideamail.com.ar